La Transformación Digital no es el Rally Dakar

La cantidad ingente de información que existe en la red sobre Transformación Digital resulta abrumadora. Cualquier persona interesada en entenderla, inevitablemente se enfrenta a un océano de datos, conceptos, consejos, opiniones, vocabulario extraño y multitud de dimensiones y variables que asustan. Todo suena muy difícil, lejano, teórico y complejo de navegar.

Una reacción natural es pensar que todo eso es para grandes empresas con mucha tecnología y que ya nos iremos enterando de novedades a medida que vayan consiguiendo logros y los publiciten a bombo y platillo para deleite de curiosos y adictos a la tecnología punta aplicada.

Hasta aquí, podríamos pensar que es como un Rally Dakar para la mayoría de nosotros:

  • Atravesar un desierto a toda velocidad solo es para unos escogidos, valientes y con una larga e intensa preparación previa, no para mí.
  • Prefiero sentarme cómodamente y observar la carrera desde casa en las noticias y los reportajes diarios a través de todos los medios.
  • Cuando finaliza la carrera, y veo la satisfacción de los participantes que han superado el reto, me encantaría estar en su piel.

La buena noticia es que, en realidad, la Transformación Digital NO es como el Rally Dakar.

  • NO se trata de un desierto lleno de dunas

Es un camino con muchos cruces, semáforos, calles bien señaladas y todo tipo de indicaciones. Solo hay que tener claro el destino y una hoja de ruta clara para no perdernos o confundirnos en él.

Hay que identificar los factores claves de competitividad de nuestra empresa y enfocarnos en los de mayor impacto. Por ejemplo :

  • Mejorar la experiencia de cliente si queremos competir por nivel de servicio
  • Automatizar procesos si queremos competir por eficiencia en costes
  • Asegurar la calidad y agilidad de la información compartida con nuestros colaboradores si nos encontramos en un mercado donde las alianzas son clave
  • Involucrar eficazmente a nuestros clientes y colaboradores en nuestros procesos de diseño de productos y servicios si queremos competir como empresa innovadora

“No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”, (Séneca).

  • NO puedo permitirme quedar sentado a observar pasivamente

Vivimos en un mundo hiperconectado en el que quedarse quieto es el primer paso hacia el estancamiento, por no decir declive. Nuestros clientes, o los clientes de nuestros clientes, están ya transitando desde hace muchos años este proceso de digitalización y van a seguir haciéndolo. No estar en ese mundo significa, irremediablemente, caer en la irrelevancia más temprano que tarde.  Solo hay que recordar algunos ejemplos históricos y como impactaron en sectores tan consolidados como el taxi o el cine :

  • UBER construyó una plataforma de software para conectar a quienes necesitan transporte personal con quienes lo tienen. Al combinar la tecnología existente con una propuesta de valor alternativa, liberaron un gran recurso infrautilizado y crearon un gran valor sin tener que poseer un solo coche.
  • NETFLIX digitalizó el consumo de cine a domicilio a través de la televisión con una propuesta de valor basada en confort, comodidad y un gran catálogo sin poseer una sola sala de cine.

“La vida es movimiento quedarse quieto no es una opción”, ( Anónimo).

  • NO es una carrera con un final, un podio de pocos ganadores y muchos simples participantes.

Es un viaje con muchas etapas, donde siempre existe una posibilidad de seguir evolucionando y todos ganan en ese viaje. Estamos hablando de un proceso de evolución, donde las tecnologías digitales son las herramientas que nos permiten hacerlo de una forma mucho más ágil que años atrás.

Solo hay que saber escoger las que se necesitan en cada momento para llegar a la siguiente etapa, ni más ni menos. Por ejemplo :

  • Las tecnologías de datos nos permiten avanzar en aquellas etapas donde el conocimiento del comportamiento de nuestros clientes es importante
  • Las soluciones Cloud nos ayudan a avanzar sin la necesidad de invertir por avanzado capital en máquinas, comunicaciones y personal técnico. Nos ofrecen gran flexibilidad para pagar según lo que se necesita y agilidad para adaptarse a la realidad del negocio y su variabilidad en cada momento.
  • Las tecnologías Internet de las Cosas ( IOT ) pueden ayudar a liberar capacidad de empleados de planta dedicada a cuestiones que las máquinas pueden resolver comunicándose entre ellas. Esta capacidad libre es un capital humano que puede enfocarse en actividades de mayor valor añadido gracias a la formación en competencias digitales de los empleados.

“Un viaje de mil millas ha de comenzar con un simple paso”, ( Lao Tzu).

CONCLUSION

Definitivamente, cualquiera de nosotros, sin importar el tamaño ni el sector de nuestras empresas puede y debe participar activamente del maravilloso viaje de la Transformación digital.  En otras palabras, no hay razón alguna para no evolucionar y transitar hacia nuevos horizontes ambiciosos e ilusionantes gracias a las facilidades que nos ofrecen las soluciones y herramientas digitales del S. XXI.

Josep Maria Díaz
Consultor de Estrategia de Negocios | Tecnología

Related Posts

teletrabajo
Cómo mejorar la experiencia de teletrabajo

El teletrabajo se está convirtiendo en una tendencia mundial. Si antes muchas empresas...

Transformación Digital más allá del e-commerce

Transformación Digital es prácticamente trendy topic en 2020 y mucho se debe a...

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website