¿Cómo incorporar los ODS en tu estrategia de negocio?

Mucho se ha hablado sobre los ODS – Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Seguro que este logo te suena haberlo visto en diferentes sitios, incluso en personas con su pin en la americana.

Los ODS son un conjunto de prioridades y aspiraciones para promover un desarrollo sostenible a nivel mundial acordados con la ONU hasta 2030.

Son 3 las dimensiones del desarrollo sostenible: economía, social y medioambiental; que plantean objetivos concretos para:

  • la dignidad humana,
  • la estabilidad regional y mundial,
  • un planeta sano,
  • unas sociedades justas y resilientes,
  • unas economías prósperas.

Pero hay una diferencia entre apoyar los ODS y efectivamente incrustarlos en la estrategia del negocio.
Es responsabilidad de todos, incluso de las empresas, no solo cuidar del mundo sino transformarlo para mejor.

Desafortunadamente, cuando hablamos de cuidar del mundo o hacerlo mejor, suena como utópico y hasta mismo sin sentido para los negocios como si nuestro entorno estuviera desconectado del mundo corporativo. Como si fuera una realidad paralela.

La naturaleza nos pide respecto a gritos, la sociedad también espera y exige de las empresas una actividad respetuosa, transparente y coherente.

Un cambio de comportamiento social que ya no tiene marcha atrás, pero que nos puede llevar a nuevos caminos hacia un mercado sostenible. En este caso, la sostenibilidad de ambos: del planeta y de la empresa.

De hecho, hay muchas oportunidades para distintos sectores, para empresas ya consolidadas y para startups.
Seguramente con nuevas profesiones aún no inventadas y nuevas tecnologías, con un crecimiento estimado de 12 billones de dólares.

¿Cómo incorporar los ODS en la estrategia empresarial?

La mejor manera es mediante una planificación estratégica.
Teniendo en cuenta la actividad de la empresa, investigando nuevas oportunidades y mercados para actuar.

Con una visión clara de dónde se quiere llegar, es importante definir un conjunto de acciones tangibles que están alineadas a los objetivos macro de la empresa. Porque solo perteneciendo a la estrategia “core” de la empresa estos objetivos pasan a ser vitales.

Los indicadores son parte importante para medir la evolución de la empresa con dichos objetivos y también permitirán que se hagan ajustes en la hoja de ruta, si necesario.

Es clave para el éxito de dichas estrategias el cambio en la cultura de la empresa, empezando por el CEO hasta todos los demás colaboradores.

También es importante incorporar en la comunicación de la empresa estos objetivos de desarrollo sostenible, para inspirar y comprometer los empleados y demás grupos de interés, así como proporcionar un espacio de diálogo constructivo entre las partes.

¿Cuáles son las ventajas para la empresa?

Las ventajas para la empresa por incorporar los ODS son muchas, como:

  • identificar oportunidades de negocio y atraer capital,
  • innovar a través de nuevas dinámicas y de una cadena de valor,
  • fortalecer las relaciones con grupos de interés (clientes, empleados, proveedores e inversores),
  • promover ecosistemas empresariales y sociales más estables.

A pesar de estar claro los beneficios y ventajas de los ODS, como comentado anteriormente, hay una brecha entre el apoyo y la acción.
Hace falta trabajar mejor el contexto de la estrategia vinculada al desarrollo social para generar oportunidades para el negocio y también para la sociedad, en un ecosistema sostenible para todos.
Rompiendo el paradigma de la escasez para un entorno de abundancia para innovar, desarrollar alianzas, alcanzar a más personas y efectivamente prosperar.

Juliana Fernandes
Consultora Estrategia de Negocios y Marketing

Related Posts

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website